Siete profesores se inician como profesores de religión y reciben la missión canónica de las manos de Mons. Javier Vilanova

Imágenes: Montse Punsoda

Esta semana, el Secretariado de Educación Católica ha celebrado el inicio de curso. Por segundo año consecutivo, el lugar de encuentro fue la parroquia de Sant Josep Oriol, donde se reunieron los miembros de la entidad diocesana así como los profesores y maestros de religión para iniciar el nuevo curso. Por primera vez el obispo auxiliar de Barcelona, ​​Mons. Javier Vilanova celebró esta Eucaristía y los exhortó a ser «transmisores del Evangelio en las aulas». En la celebración también asistió el director del Secretariado de la Pastoral con los Jóvenes, Mn. Carlos Bosch, y el nuevo párroco de Sant Josep Oriol, Mn. Emili Gil.

Transmisores de amor

«¿Qué hay en tu corazón?» Con esta pregunta el obispo Javier animó a los profesores a preguntarse sobre su deseo de amor de Dios. «No somos simples trabajadores. El Señor nos envía para tener celo y amar, y enseñar esto a sus hijos cuando ellos crecen».

El obispo animó a trabajar acompañados del Espíritu de Dios que pone a los más pequeños en el centro. «No podemos vivir de otra manera. Hay que poner a los pequeños en el centro y trabajar incansablemente por lo que él nos encomienda».

Cultivar las talentos del Señor

En este sentido, recordó a los profesores que «la tarea que hoy la Iglesia les pide es más necesaria que nunca». Mencionando tres aspectos muy importantes a tener en cuenta en una familia destacó especialmente «cuidar de los niños». Un aspecto, en que los profesores contribuyen a las escuelas. «Vosotros también los cuidad y contribuyas a los miembros de la familia, estableciendo unos cimientos fuertes para estos jóvenes que crecen y deben dar fruto».

«Ustedes han de cultivar los talentos que Dios pone en sus hijos. Transmitid vuestro testimonio cristiano en las aulas. Que la gente pueda ver el Cristo. Que niños y jóvenes puedan ver que quien actúa de tu navegación, el motor de todo, es Jesucristo».

Misión Canónica

Al final de la celebración, como se hace cada año en esta inauguración del curso, aquellos profesores que se estrenan en la materia de religión recibieron la Misión Canónica. La carta en la que el Cardenal Omella los envía a impartir la enseñanza de la religión y moral católica en los centros educativo de la diócesis. En total, set docentes recibieron este encargo: Patrício Martínez, María Framis, Emma Arnau, Montse Marrugat, Eric Casellas, Giusepe Andrea, José Ángel Colomés.

Seminario para docentes

Desde el Secretariado, su vice-directora, Loreto Petit, expone como, aunque el nuevo curso 21-22 se presenta aún con las normativas Covid en en las aulas, espera que, «poco a poco, puedan ir a mejor, siempre buscando la seguridad y el bien de los alumnos y docentes ». Asimismo, asegura que «desde el Secretariado esperamos seguir creciendo en amor a Dios y formándonos como educadores cristianos». En este sentido, se ha organizado un seminario para docentes católicos con el objetivo de repensar cómo llevar a cabo su misión. «Un seminario para afrontar los nuevos retos educativos desde la experiencia y las certezas cristianas. También queremos ofrecer a los docentes espacios de oración y de compartir experiencias para conocernos más y mejor y poder ayudarnos unos a otros», añade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *